jueves, 17 de mayo de 2012

AMO TU RISA DE CRISTAL

ACRÓSTICO 4

Ambrosía celestial de esencia luminosa
Maravillosa presencia por encima de todas las cosas
Ornamento de dioses y envidia de las mismas diosas.

Tienes el don innegable de las bellas letras doradas
Un regalo divino por el que eres admirada.

Ruego al cielo en cada desvelo poder acercarme más a ti
Igual que el mar a la arena una y otra vez sin fin
Suavemente a veces y otras de forma arrebatadora
Amándote con locura como mi ama y señora.

Diosa de mis adentros nunca dejaré de amarte
Escrupulosa dama de mis tormentos tampoco dejaré de adorarte.

Cada día desde el amanecer hasta el anochecer
Risos y rosarios de besos y caricias salidas desde mi alma
Ilusionada de amarte con calma cada vez como la de ayer
Sutil y delicada hasta hacerte casi desfallecer
Totalmente entregada a los goces del placer
Amándome con delirio como sólo tú has sabido hacer
Lánguida y fascinada hasta hacerme enloquecer.

De: Miguel.
Para: Mi Amadísima Esposa, Gran Escritora y Poetisa, Ma Gloria.
D.R. 2011.

de Miguel Valdés, el jueves, 25 de agosto de 2011 a la(s) 8:44 ·

PARA RECORDARTE

https://www.facebook.com/miguel.valdes.180?ref=ts#!/note.php?note_id=301925499831558

"PARA RECORDARTE"

De Miguel Valdés, escrito el jueves, 25 de agosto de 2011 a la(s) 8:44 ·

lunes, 9 de mayo de 2011

MADRE EJEMPLAR

MADRE EJEMPLAR

Madre ejemplar
Amiga sin par
Risa infantil
Ilusión y sueños
Amorosos empeños.

Generoso amor en tu mirada
Luminosa presencia por demás de amada
Oropeles en tu sonrisa
Rosas de dulce aroma en tu voz
Igual a cuando al color de tus atenciones y caricias
A tus hijos siempre prodigas generosamente y con prisas.

Canción hecha Madre
Alma gigantesca amén de virtuosa
Relicario de dolorosos sacrificios
Rudas pruebas y otras cosas
Es lo que antes te dio la vida y lo que hoy te hace grandiosa
Oh mujer enséñame a crecer
Nacer otra vez en ti mi niña y mujer hermosa.

Zona fértil para el feliz desarrollo infantil
Amor incondicional entregado y sin igual
Puro y transparente como el cielo añil
Auténticamente con mano maternal llenos prodigados como tal
Tu espíritu y tu alma de mujer y niña
A tus hijos les sigues brindado con suma generosidad.

Dulce como una piña madura y digno ejemplo de humanidad
Esencia de transparencia y honorabilidad además de pundonor y bondad.

Vivos ejemplos de luminosa Madre
Aún a costa a veces de tu propia dignidad
Lo que a mis ojos te hace en verdad
Divina Gloria que a su paso ilumina
Entrañable valiente compañera bella y sincera
Superior a cualquiera en tu complicado andar.

De: Miguel.
A mi amada esposa: Ma Gloria.
D.R. 2011.

sábado, 8 de enero de 2011

!CÁNTALE AL AMOR, POETA!!

ARCOIRIS.

Mirada como arcoiris
de metamorfosis sorprendentes
de excelentes y sorpresivos sabores
graciosa y divertida quien, intempestiva
explota en múltiples y hermosos colores
llena de excelsa y luminosa magia
delicada como el aroma de la miel
como las flores y sus sutiles olores
pupilas que refrescan al caminante
al sediento del desértico Sol calcinante
y lo transportan hacia un oasis permanente
para depositarlo suavemente debajo de una palma
esa mirada calma
que aún en la distancia acaricia y endulza al simple contacto con el alma
pero que como ninguna y de manera contrastante
puede ser a la vez quemante
abrazante también
pero sin duda alguna siempre estimulante
luminoso velo sagrado alma mía el de tu hermosa mirada
salvadora de esta alma perdida y mejormente herida y a veces hasta malvada
quien hasta el obscuro fondo del sombrero
sin amor y sin dinero no podía salir de ese oscuro agujero
pérfida trampa del maléfico mago encerrador de corazones
flagelador sin igual impuesto en lo electoral sobre espíritus libres
abortado el animal de un reino de la fuerza brutal pero sin argumentos ni razones
aprisionó tal cual a espíritus atemorizados con fuertes cadenas y candados
entre mascadas y conejos angustiados
asustadas palomas blancas y juegos de cartas tramposas pero
tu límpida mirada de Diosa
así, muy fácil y como si fuese cualquier cosa
pudo ayudar al cielo eterno con un simple parpadeo
a salvar un alma por demás extraviada en el impío averno
y exorcizar demonios e infernales aquelarres y tortuosos derroteros y
como si fuese el toque de la varita del mago sobre el ala del sombrero
obrar mágicamente en un vago sin oficio ni beneficio un verdadero milagro
un milagroso milagro al iluminar todos sus senderos
como una luciérnaga primero
para convertirte en luz deslumbrante
verdaderamente luminosa y singularmente radiante
pero humilde aunque a la vez esplendorosa y triunfante
regalando dadivosa su tierna y cándida sensibilidad sin par
y una actitud amorosa para los indios de América en forma singular
provocando con ello además el resurgimiento de entre las cenizas
de un alma perdida en la plena obscuridad
para darle otra oportunidad al Ave Fénix y a la esperanza
la cual a ultranza en estos tiempos enfermos y de escasa bonanza
es para lo que menos a un remedo de poeta le alcanza
y de esa mágica y esplendente manera tu mirada sincera
convertirse en anhelo eterno, reflejo y guía
en camino y en verdad que no en un camino cualquiera
sino en una dulce vereda
en un destino soñado y bellamente trazado
así como también enraizado al contorno de tu figura
que he de por siempre amar y, si me permites un desliz
poderme tu aroma llevar hasta mi propia feliz sepultura.

Amante Olfativo.